Beneficiarios l Programas de prevención
Novedades
Bullet REQUISITOS PARA FACTURACIÓN DEL ÁREA DE DISCAPACIDAD
Bullet VADEMÉCUM DE MEDICAMENTOS EN AMBULATORIO
Bullet ORDENES DE REHABILITACIÓN Y PRÁCTICA PSIQUIÁTRICA
Bullet ATENCIÓN ONCOLÓGICA EN O.S.C.T.C.P. C.A.B.A. Y GRAN BS. AS.
Bullet HORARIOS CONSULTORIOS ODONTOLÓGICOS EN LANÚS Y AVELLANEDA
Bullet
Bullet TRÁMITE DE MEDICACIÓN
 
Novedades
Teléfonos Útiles
Institucional Programas de Prevención, Cuidado de la Salud y Promoción de Hábitos Saludables a Nivel Nacional

 

PROGRAMA DE PREVENCIÓN PARA LA HIPERTENSIÓN ARTERIAL

¿Qué es la Hipertensión Arterial?:

La hipertensión es una enfermedad de la pared arterial y se caracteriza por producir cambios en su estructura: reducción del diámetro de la arteria o su endurecimiento. De esta manera, la sangre fluye con más fuerza aumentando el daño y provocando la elevación de la presión arterial por sobre los valores considerados normales: por debajo de 140 de sistólica (contracción de la arteria) y por debajo de 90 de diastólica (dilatación de la arteria). Es decir que 140/90 ya es hipertensión. En el cuerpo humano existe un sistema regulador, denominado neurohumoral, que modifica el tamaño de los vasos sanguíneos, y esto provoca el aumento o reducción de la presión arterial. Cuando el diámetro de éstos disminuye, la sangre necesita más fuerza o presión para poder circular y si esta situación no es encauzada, es ahí donde surgen los problemas.

El comienzo de la hipertensión es asintomático, y los médicos la llaman "silenciosa", ya que en la mayoría de los casos, no presenta síntomas. Sin embargo, algunos de los afectados pueden padecer dolor de cabeza, irritabilidad y mareos, aunque no a todas las cefaleas se les puede atribuir la enfermedad.

 


Bullet Cómo se implementan
Bullet Fotos
Bullet Hipertensión Arterial
Bullet Dislipemia
Bullet Obesidad
Bullet Diabetes Mellitus
Bullet Enfermedades Oncologicas
Bullet Odontología
Bullet Plan Materno Infantil
Bullet Salud sexual y procreación responsable
Bullet VIH-SIDA
Bullet Drogadicción
Bullet Alcoholismo
Bullet Otros

Causas:

  • Factores genéticos

  • Factores hereditarios: tener familiares que hayan padecido la enfermedad.

  • El sexo: en el sexo masculino prevalece entre los 35 y los 40 años, mientras que en las mujeres se manifiesta a partir de los 55 y hasta los 60 años.

  • Consumo de sodio y grasas.

  • Estilo de vida sedentario

  • Tabaquismo

  • Consumo de alcohol en exceso

  • Estrés y determinados estados emocionales

  • Obesidad

  • Diabetes

  • Dislipemia

  • Enfermedades del riñón o glándula suprarenal.

 

Consecuencias:

  • Accidentes cardiovasculares

  • Anginas de pecho

  • Infartos de miocardio

  • Insuficiencias cardíacas y renales

  • Demencia.

 

Tratamiento y Prevención:

El tratamiento es de por vida ya que la enfermedad no se cura, sino que se controla periódicamente mediante la medición de la presión arterial.

Tiene dos pilares básicos:

  1. Modificación de hábitos: aprender a alimentarse, realizar actividad física, dormir bien para evitar el estrés, restringir el consumo de sal y grasas, evitar el exceso de alcohol y suprimir por completo el cigarrillo ayudan a mejorar la calidad de vida y controlar la presión arterial. Los alimentos que contienen un elevado contenido de sodio son los embutidos, fiambres, quesos duros; los productos de copetín, conservados en salmuera, de confitería, y productos enlatados o envasados, que tienen conservantes derivados, en su mayoría, del sodio.

  2. Farmacológico: en el caso de que al paciente se le indique un determinado medicamento para mantener controlados y estabilizados los niveles de la presión arterial, es fundamental que no se lo abandone -salvo indicación médica-, ya que pueden producir efectos "rebotes" -según cada fármaco- y la presión puede subir más.

 

Si se la controla a tiempo, pueden evitarse consecuencias graves como el infarto de miocardio, entre otras patologías cardiovasculares.

O.S.C.T.C.P.